La bahía roja de Taiji.

19 11 2010

¿Qué mal hacen los delfines? Ninguno, ¿verdad?. Es un animal entrañable e inofensivo que a lo largo de la historia se ha ganado el corazón de la gente. Son inteligentes, cariñosos y simpáticos. Su aspecto físico invita a la sonrisa. Pero no todo el mundo los ve así. Sino todo lo contrario, buscan su eliminación masiva.

Si nos situamos en la bahía de Taiji, en Japón, nos encontraremos a primera vista con una pequeña ciudad donde aparece la imagen de los delfines por multitud de sitios. Pero que nadie se lleve a engaños, que no se trata de una imagen positiva sino todo lo contrario. En un remoto lugar se encuentra vallado y vigilado un área costera donde se produce una terrible masacre. Cada año miles de delfines en ruta migratoria se acercan por esa zona en septiembre sin saber que ahí se produce su final. Un lugar prohibido con acceso vetado a personas, filmaciones y fotografías por el propio interés de que no se sepa lo que allí ocurre.

Una matanza anual de 23.000 delfines que aíslan con redes hasta la orilla donde serán masacrados con harpones que tiñen de roja el agua con cadáveres de padres y crias sin razón alguna. Una locura inhumana donde gente sin escrúpulos martiriza a los pobres animales indefensos que intentan escapar sin éxito. Un destino atroz donde los que deberían ser asesinados son los pescadores y los guardianes que tratan dejar detrás a quienes tratan de colarse a investigar. Con risas que ahogan los silbidos agonizantes de los animales.

Si buscas un porqué entendible no lo encontrarás. El gobierno lo sabe pero el pueblo no. Lo encubren y le dan motivos sin sentido. Con la excusa falsa de que es cultura popular ya que nadie sabe ni comparte esa actividad. Como aquellos que los culpan de bajar la pesca, para su propio consumo o para exportar. En aquel lugar los acuarios del mundo buscan a los mejores para sus espectáculos y los que no son elegidos serán los que acaben tiñendo las aguas. Cruel destino. Su carne dicen que es para el consumo pero no puede ser así por el elevado nivel de mercurio que poseen que sería tan perjudicial para el ser humano como para contraer la enfermedad de Minamata.

En la bahía de Minamata, en la década de los años 50 se desarrolló una enfermedad neurológica de efectos mortales que se desarrolló a causa de un envenenamiento por mercurio, producido por una empresa química llamada Chisso que vertía mercurio al mar, contaminando al pescado y marisco posteriormente ingerido por el pueblo de Minamata.

Y por ello, por intereses propios juegan con la salud de las personas al vender carne de delfín con alto nivel de mercurio como si fuera carne de ballena. Un triste asesinato encubierto en una bahía roja donde los pobres mueren en manos de indeseables sin conciencia similar a los cazadores de focas, ballenas u osos polares. Otro tema que también para hablar… Y mientras, sin poder hacer nada aunque la sociedad ya lo sepa, cada año morirán 23000 delfines más en dicho lugar.

Más información en:

http://www.opsociety.org

http://www.savejapandolphins.com

“The Cove”: Documental ganador del Oscar en 2009 y gracias al cual salió a la luz lo que allí sucede consiguiendo efectos positivos aunque no el más importante.

 

Anuncios

Acciones

Information

One response

13 10 2011
aury

desgraciados y mil veces desgraciados….provoca es hacerles lo mismo que le hacen a estos pobres animalitos indefensos……….pero tendran su paga porque con la creacion de DIOS no se juega…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: