Un día perfecto.

17 01 2011

Despierta la mañana entre sueños. Sueños de papel. Aquellos que se desvanecen al sentir a tu lado el tacto de la persona que te acompaña en la vida y te ama. La misma que te abraza y te despierta con un beso y un “buenos días” sonriéndote. Acabais de inaugurar el piso hace unos pocos días y aún huele la tarima nueva. La mudanza está a medio ordenar pero no hay prisa ya que teneis toda la vida por delante juntos para dar orden al nuevo hogar.

Te sientes tan a gusto al lado suyo que no quieres salir de la cama pero es necesario y pisas el suelo con firmeza y te miras al espejo con una sonrisa en la boca. Al salir el humeante olor del café calienta tus sentidos con un desayuno en pareja para comenzar bien el día.

A pesar de pasar todo el día en puntos distintos trabajando, el beso de despedida matinal te hizo llevar su cariño durante la jornada que realizas de modo más placentero. Los planes de boda están cerca de los cuales ya hablabais desde los comienzos en que surgían ideas para la boda. Y con el tiempo se hicieron realidad. A pesar de las dificultades que surgían con el tiempo y las diferencias, iban enterrándose bajo capas de comprensión que reforzaba el lazo de querencia.

Con el tiempo la convivencia fue mejorando y la relación se afianzaba cada vez mejor, llegando al paso de compartir piso juntos. El mismo que buscabais tanto cuando una noche de Mayo surgió la pregunta: “¿Por qué no buscamos un lugar para los dos?”. Y una sonrisa por respuesta intuía un Sí que abría la puerta a entrar en la nueva etapa. La búsqueda de aquel espacio que inauguraba una familia.

Y al cual llegas en la tarde tras todo el día con la ilusión de sentir su calor, con el relax de un sofá compartido. Compartido en los brazos del amor de tu vida que llega y, tras dejar las cosas, se acerca a ti a darte un beso que deja en el felpudo todo aquello que quisiera ser una molestia durante el día. Ese momento te hace querer abrazarla y mirarla a los ojos con una mirada que expresa todo lo que sientes.

Y así, decides prepararla una cena especial mientras se ducha para demostrarle bajo la luz de las velas que la quieres de un modo especial. Descorchas un vino de reserva, enciendes la llama que alumbrara con su luz el momento, y brindáis por los dos, por la nueva vida que os llevará a crear un álbum de fotos donde la última instantánea la pondrá quien os haga la foto de la lápida conjunta en la vejez.

El postre lo pondrá el dulce del amor que se vivirá en las sábanas que os hace saber porque os quereis tanto. Y así, acabar el día en el mejor de los sueños que se comparten entre la almohada.

De repente, abres los ojos y ves el negror del techo en la oscuridad. Miras a tu lado y no hay nadie viéndote en tu hogar de siempre. Buscas en tu mente y te das cuenta de que todo ello fue un sueño. El sueño de la vida que deseas y añoras y que aún está por llegar. El silencio marca el momento y sólo se escucha una lágrima que cae por tu mejilla. Porque sabes que en el fondo no fue un sueño, sino una visión de lo que pasaría si un día hubieses seguido la línea. Como si miraras a través de un espejo y estuvieras viendo otra vida distinta de la tuya. Una vida en colores dentro del cristal.

Pero toda visión y todo sueño es un boceto de la realidad si crees en él, si crees en ti y si crees en el “nosotros”.

Anuncios

Acciones

Information

One response

7 02 2011
hombredetinta

A veces, ese camino que te llevaría a la felicidad, lo has abandonado, por error, o sin darte cuenta, mucho tiempo atrás… y solo queda el preguntarte cómo podría haber sido todo… si tu cama habría estado más vacía o más llena… incluso bajo qué estrellas dormirías hoy… Hermosa historia, de todas formas… Amarga, pero hermosa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: