Santa Claus Village.

25 12 2010

Anoche en el Vaticano se destapaba el que es el ya tradicional Belén de la Plaza de San Pedro. El hecho que marca oficialmente el inicio de la Navidad. Y es que era ya por fin, 24 de Diciembre. El mismo día en que el mundo cristiano se junta para celebrar el nacimiento de Cristo. Y en esa noche a la vez, desde las frías tierras de la Laponia trabajaba a destajo un personaje entrañable al que en España conocemos como Papa Noel.

El y sus acólitos elfos de verde mantienen todo el año las cartas de los niños del mundo para ir recogiendo sus peticiones, a la vez que inspeccionan a cada uno de ellos para ver si han sido buenos y merecedores de los presentes.

Y en la noche del 24 al 25, el gran trineo que cargan por el cielo en secreto sus renos con Rudolph como líder del grupo, paran de casa en casa a todo correr para poder llegar a tiempo a que en la mañana en el despertar vean cada uno los regalos de Santa.

Un personaje que responde a cada carta de los niños y al que podemos ver en persona. Se encuentra a 3420 km de Madrid, en las tierras del norte. Para ello viajaremos hasta Rovaniemi en Finlandia. Su pueblo exacto se llama Santa Claus Village (Joulupukin Pajakylä) justo por encima de la línea del Círculo Polar Artico (Napapiiri).

En esa villa mágica destacan algunos edificios como son la Oficina de Correos (Joulupukin Pääposti), así como la propia Oficina de Santa Claus (Joulupukin Kammari), la Casa de la Navidad (Joulutalo) o el parque de perros para los trineos (Napapiirin Huskypuisto) y el gran Santa (Joulupukki).

A su alrededor se extiende una naturaleza que en estas fechas del invierno destaca por su belleza. Grandes bosques de abedules y pinos que circundan los lagos helados y los ríos, cabañas de madera en pleno bosque, o los paseos sobre todo por Luosto que es el lugar donde mejor se vislumbran las tan atractivas auroras boreales. Busca una noche despejada lejos de la luz artificial con buen abrigo para la espera y tendrás el espectáculo de sus colores blanquecinos y verdosos.

Y ahora que estará ya descansando de regreso tras una noche agotadora, seguro que desea para todo el mundo una muy Feliz Navidad.

 

Anuncios




El valle de Jiuzhaigou.

12 12 2010

Si nos situamos en el norte de la provincia china de Sichuán, nos encontraremos con el valle de Jiuzhaigou. Un lugar donde los colores cobran vida y sus tonalidades crean un espectáculo visual digno de contemplar. Perderse entre sus bosques sugiere entrar en otro mundo donde la paz reina y el alma se evade de la realidad para entrar en paz y armonía con el entorno.

 

Poco antes de la caída de las hojas en otoño, el bosque caducifolio se dibuja con un cromatismo otoñal que se alterna entre el anaranjado del sol, el amarillo de la luz, el verde del bosque, el azul de diversos tonos en el agua…

En territorio asiático, sobre todo en alturas de 800 a 1000 metros, se hallan especies como arces, fresnos, robles y olmos que crean estos bosques caducifolios.

Cuenta la leyenda que el dios Dago estaba completamente enamorado de la diosa Wolo Semo, de gran belleza, a la cual, como ofrenda de su amor, le obsequió con un espejo creado por sus manos con el viento y la luna. Pero cual fue el infortunio que se le escurrió de las manos y fue a romperse en el suelo, convirtiéndose en 114 lagos de espejo incrustados entre las montañas y los bosques. Y así fue como se creó este lugar de ensueño.

Las aguas de los lagos son tan claras y limpias que en el fondo se pueden ver las ramas de los árboles rotas que parece que se mueven bajo el agua, con diferentes colores de agua según desde donde se vean, tales como azules, verdes, violáceas…

Así como los lagos calmos y tranquilos cuyas aguas cristalinas hacen que cielo y agua se fundan en uno sólo en un espejo. En su quietud se ven las nubes blancas y las verdes montañas reflejadas invertidas en su perfección, creando un nuevo mundo donde las aves vuelan en el agua.

Caminar sobre el paisaje idílico de Jiuzhaigou es pasear sobre un lienzo donde los colores provienen de la paleta del artista que es la naturaleza.





La bahía roja de Taiji.

19 11 2010

¿Qué mal hacen los delfines? Ninguno, ¿verdad?. Es un animal entrañable e inofensivo que a lo largo de la historia se ha ganado el corazón de la gente. Son inteligentes, cariñosos y simpáticos. Su aspecto físico invita a la sonrisa. Pero no todo el mundo los ve así. Sino todo lo contrario, buscan su eliminación masiva.

Si nos situamos en la bahía de Taiji, en Japón, nos encontraremos a primera vista con una pequeña ciudad donde aparece la imagen de los delfines por multitud de sitios. Pero que nadie se lleve a engaños, que no se trata de una imagen positiva sino todo lo contrario. En un remoto lugar se encuentra vallado y vigilado un área costera donde se produce una terrible masacre. Cada año miles de delfines en ruta migratoria se acercan por esa zona en septiembre sin saber que ahí se produce su final. Un lugar prohibido con acceso vetado a personas, filmaciones y fotografías por el propio interés de que no se sepa lo que allí ocurre.

Una matanza anual de 23.000 delfines que aíslan con redes hasta la orilla donde serán masacrados con harpones que tiñen de roja el agua con cadáveres de padres y crias sin razón alguna. Una locura inhumana donde gente sin escrúpulos martiriza a los pobres animales indefensos que intentan escapar sin éxito. Un destino atroz donde los que deberían ser asesinados son los pescadores y los guardianes que tratan dejar detrás a quienes tratan de colarse a investigar. Con risas que ahogan los silbidos agonizantes de los animales.

Si buscas un porqué entendible no lo encontrarás. El gobierno lo sabe pero el pueblo no. Lo encubren y le dan motivos sin sentido. Con la excusa falsa de que es cultura popular ya que nadie sabe ni comparte esa actividad. Como aquellos que los culpan de bajar la pesca, para su propio consumo o para exportar. En aquel lugar los acuarios del mundo buscan a los mejores para sus espectáculos y los que no son elegidos serán los que acaben tiñendo las aguas. Cruel destino. Su carne dicen que es para el consumo pero no puede ser así por el elevado nivel de mercurio que poseen que sería tan perjudicial para el ser humano como para contraer la enfermedad de Minamata.

En la bahía de Minamata, en la década de los años 50 se desarrolló una enfermedad neurológica de efectos mortales que se desarrolló a causa de un envenenamiento por mercurio, producido por una empresa química llamada Chisso que vertía mercurio al mar, contaminando al pescado y marisco posteriormente ingerido por el pueblo de Minamata.

Y por ello, por intereses propios juegan con la salud de las personas al vender carne de delfín con alto nivel de mercurio como si fuera carne de ballena. Un triste asesinato encubierto en una bahía roja donde los pobres mueren en manos de indeseables sin conciencia similar a los cazadores de focas, ballenas u osos polares. Otro tema que también para hablar… Y mientras, sin poder hacer nada aunque la sociedad ya lo sepa, cada año morirán 23000 delfines más en dicho lugar.

Más información en:

http://www.opsociety.org

http://www.savejapandolphins.com

“The Cove”: Documental ganador del Oscar en 2009 y gracias al cual salió a la luz lo que allí sucede consiguiendo efectos positivos aunque no el más importante.

 





Cercanía lejana.

13 11 2010

Sep. 10.


Situaciones que estaban lejanas

Están a la esquina.

Lo que estaba apartado

Regresa en ese torcer.

¿Cómo afrontar esa visión?

Si lo que un día busqué

En un segundo se irá.

Sonreir cuando no puedes

Unirse al momento

Que deseas evitar.

Rescate imposible.

Silencio perpetuo.





La Bahía de Halong.

31 10 2010

Al norte de Vietnam se halla la bahía de Vinh Ha Long. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO conforma un idílico paisaje donde los sampanes chinos navegan en aguas al sol entre sus islotes que aparentan ser de un exótico cuento chino al atardecer.

Su extensión abarca más de 4000 km cuadrados jalonado por 1600 islotes e islas rocosas que se inmersan en el mar. Su nombre proviene de su leyenda. “Ha Long” significa “dragón descendente” y según narra la leyenda el Emperador de Jade ordenó a un dragón celestial que parase una invasión proveniente del mar. Estos para defenderse escupieron trozos de jade que se convirtieron en islas y formaciones rocosas, y así poder hundir a los navíos enemigos.

Otras narraciones cuentan que la bahía se creó cuando el dragón se lanzó al mar; y así al caer agitó la cola la cual golpeó la tierra ocasionando profundos valles y grietas que inundó el mar. Viviendo aún el dragón escondido en el fondo de las aguas.

Muchas de esas rocas calizas aún no tienen nombre pero cuentan eso sí con sus leyendas o nombres puestos por los propios pescadores como Tortuga, Perro, Sapo… debido a los parecidos de ellas con estos animales.

Un lugar apartado de la civilización donde no parece que el tiempo transcurra y se viva en un mundo aparte lleno de paz y misterio.





Amor universal.

24 10 2010

09_Tiempo reservado

El amor no entiende de idiomas, ni de razas, distancia o edades. Hay amores que nacen en la juventud y te despiertan la primera ilusión de ese sentimiento primerizo. Amores que se apagan pero vuelven a renacer en otros brazos nuevos que te arropen como si fuera la primera vez. Amores que la vida te quita y que recordarás siempre en su ausencia. Aquellos que se basan en intereses comunes de locura y frenesí lejos del romanticismo. Otros son imposibles cuando tus ojos se fijan en quien está ya comprometida con otra persona y en secreto la amas en silencio. En cambio otros se abren con el tiempo y a base de insisitir y creer en él llegan a ti cuando menos lo esperas con energía que creías perdida. O los que surgen entre quienes están separados por clases, status o familias opuestas que aun así superan las dificultades y prosperan ante las dificultades. Romances que hablan con palabras o con miradas. Amores de príncipes y princesas. Amores tímidos que viven individualmente hasta que con gestos cómplices cruzan la barrera y se convierten en caminos conjuntos. Amores engañados que rompen el anillo que los unía. Sentimientos que salvan las distancias y se hablan en distintos idiomas pero sienten por igual hablando el mismo lenguaje. Amantes del mismo sexo que salen a vivir su historia ante el mundo sin prejuicios.

Amores que cada uno vive desde el primero al último de diferente modo ya que todos tenemos distintas historias que contar pero que se entrelazan en un mismo conjunto, bajo la misma línea. Aquella que nos rodea en el contorno de un corazón más grande o más pequeño, entero o roto, de un único amante o de varios, de cariño o tristeza, pero unidos por la palabra: Love.





Recuerdos del futuro.

22 10 2010

Se suele hablar de recordar el pasado, las cosas que una vez sucedieron y se quieren volver a revivir mentalmente. Antiguos recuerdos de algo que nos pasó, de alguien, de algun lugar…

Pero también se puede recordar el futuro. Todo aquello que aún no nos ocurrió pero que queremos intentar vivir. Recordar un instante que quisiéramos pasar, a alguien con quien nos gustaría estar, o un sitio donde querer viajar.

Si solemos buscar entre fotos, pensamientos, recuerdos, diarios, aquellos sentimientos, vivencias, risas, llantos… igualmente podemos viajar hacia adelante y buscar aquellos instantes placenteros o amargos que podemos vivir, que viviremos o que podrían haber sido en algún momento.

Pisar el suelo del día a día que es el presente nos lleva a avanzar hacia ese posible suceso que llegará, y acumular hacia atrás una mayor cantidad de recuerdos que conservar en esa memoria. Así, se vive en todos los ámbitos: Hacia atrás reviviendo en el archivo de nuestra existencia, en el momento actual que nos enseña a valorar las experiencias que nos han de venir, y a la vez, poniendo la mirada atenta a aquellas líneas que están por escribir en el tintero, con mayor o menor grosor de tinta.

Una vida poniendo un ojo adelante esperanzador y otro a la zaga de índole nostálgica.